PELIGROSO PARA EL PELO

Aunque tengas pelo y no tengas síntomas de calvicie esto  no significa que debas descuidar esta parte de tu cuerpo. La exposición solar  cepillarse sin tener cuidado con el cuero cabelludo o secarlo mal son algunas prácticas que pueden deshidratar esta zona y quemar el pelo.  Te explicamos a continuación las principales causas qeu dañan el pelo.

APLICAR CALOR PARA MOLDEAR EL PELO

Si uno no tiene cuidado al secarse el pelo o al utilizar una plancha para alisarlo o moldearlo, corre el riesgo de “quemarlo”. Así mismo las temperaturas extremas, frío o calor, pueden dañar la fibra capilar potenciando éste se rompa, lo que desde un punto de vista estético deja el pelo lacio, como si lo hubiera chupado una vaca.

Cuando se usa una plancha con el pelo empapado, no húmedo, ten por seguro que te lo vas a “freír”, lo que significa que conseguirás un pelo sin brillo e indomable; así que antes de usar una plancha o secador sécatelo un poco con una toalla, "invierte" 5 minutos más en la salud de tu pelo.

MEDIO AMBIENTE (DAÑO UV)

La luz ultravioleta no sólo es mala para la piel, también afecta al pelo, porque daña su queratina (proteína capilar responsable del brillo y vitalidad del mismo), lo debilita y lo deshidrata. Los rayos UV debilitan también las células capilares, lo que al final se traduce en un pelo sin brillo, ni vitalidad.

Proteger tu piel es importante, pero también lo es  proteger tu pelo. Hoy en día existen champús y suavizantes que contienen filtros UV, aunque nuestra recomendación es que te lleves una gorra o un sombrero cuando sepas que vas a estar mucho tiempo expuesto al sol.

EL PROCESO QUÍMICO

Teñir el pelo o usar determinados productos puede ser muy útil para conseguir el look deseado, aunque todo tiene un coste. Así que  mira bien la etiqueta antes de usarlos y sobre todo intenta no abusar de ellos.

Pero si lo tienes claro y quieres cambiar tu look de forma radical consulta con un peluquero de confianza para que te aconseje cómo hacerlo de una forma sana para tu pelo y cuero cabelludo.

CEPILLAR Y PEINAR

Aunque cueste creerlo la forma de cepillarse y peinarse puede afectar directamente al pelo y/o al cuero cabelludo. Las púas del peine o cepillo pueden dañar la cutícula capilar, debilitándolo y haciendo que éste se parta con facilidad. Así mismo, peinarse hacia atrás, siempre y cuando no se haga con cuidado puede dañarlo también, porque estás“forzando” por decirlo de algún modo el pelo al llevarlo en una dirección diferente a su naturaleza.

Así que si te gusta llevar un peinado muy marcado donde se noten las púas del peine en efecto mojado, utiliza un suavizante o una máscarilla de pelo una vez por semana para protegerlo.